ANGELICA ZAMBRANO – FALSA PROFETA

Las supuestas revelaciones de Angélica Zambrano sobre el Cielo y el Infierno. ¿Son falsas o verdaderas?
Una evaluación de la supuesta revelación divina que Angélica Zambrano asegura haber tenido.
Angélica Zambrano es una joven ecuatoriana que supuestamente le fue revelado el Cielo y el Infierno por Nuestro Señor Jesucristo. Pero estas explicaciones, y lo que ella afirma que vio en el Infierno y en el Paraíso, son contrarias a la doctrina de la Iglesia.
Una lista de errores doctrinales en las supuestas visiones del Cielo y el Infierno atribuidas a Angélica Zambrano son las siguientes:
1) Ella afirma que Dios Espíritu Santo es un hombre.
Angélica Zambrano relata:
“También empecé a ver el Espíritu Santo; Él es mi mejor amigo; Él es Santo, Es omnisciente; Es omnipresente. Yo lo podía ver, transparente y brillante al mismo tiempo; con un semblante brillante, pude ver su sonrisa y su mirada amorosa!
“Yo podía ver, jugar, e incluso hablar con el Espíritu Santo. Pero los ángeles no me hablaban, ellos solo alababan al Señor. Yo decía : Espíritu Santo ven conmigo a hacer esto o aquello, y Él estaba ahí. Podía sentirlo y verlo. Yo lo veía cuando se paraba en sus pies, y cuando se preparaba una silla para él.
Comprendiendo que el Espíritu Santo tiene pies y la complexión física de un hombre cuando se le preparaba una silla para que él se sentara porque estaba parado, además de un rostro con una sonrisa y mirada amorosa, sin duda es una revelación nueva no vista nunca antes en las Sagradas Escrituras.
Ante esta nueva afirmación cabe señalar:
El Espíritu Santo es Dios. Verdadero Dios como lo son el Padre y el Hijo.
El único quien es Verdadero Dios y Verdadero Hombre es el Hijo, quien se encarnó en la Virgen María y se hizo hombre.
El Espíritu Santo nunca se encarnó como lo hizo el Hijo, por lo tanto, es una blasfemia decir que el Espíritu Santo es un hombre.
Las imágenes bíblicas del Espíritu Santo nunca dan imágenes humanas.
El Espíritu Santo es retratado en la Biblia como agua viva” (Juan 7,38-39), una paloma (Mateo 3,16; Marcos 1,1) y como “lenguas de fuego” (Hechos 2, 3), entre otros.
No podemos añadir cosas ajenas al Evangelio a través de una nueva manifestación del Espíritu Santo encarnado bajo la figura de un hombre.
Al Espíritu Santo no se le puede mentir (Hechos 5,3), ni ponerlo a prueba (Hechos 5,9).
2) Ella describe que las almas en el Infierno están arrepentidas de sus pecados  y claman a Dios, perdón y misericordia.
Él gritó: “Señor, ten misericordia de mí. Sáquenme de este lugar. ¡Perdóname, Señor!”
Ella gritaba: “¡No, Señor, ten piedad de mí, perdóname, por favor, sácame de este lugar por un minuto!”
– ” Llegamos a un lugar donde había una mujer rodeada por las llamas. Ella estaba en gran tormento y gritó, rogando a Dios por misericordia.  Jesús la señaló con la mano y me dijo: “Hija, esa mujer que vez ahí, rodeada por las llamas, es Selena.” Cuando empezamos a acercarnos, ella gritó: “¡Señor, ten misericordia de mí, perdóname Señor, sácame de este lugar!”

¿Acaso puede un alma condenada arrepentirse de sus pecados estando ya en el Infierno?

Este es un error doctrinal, porque las almas en el Infierno no tienen la gracia de Dios, por lo que no pueden estar arrepentidas de sus pecados.
Los condenados están privados de la gracia de Dios y sin ella no pueden ni pedir perdón ni misericordia a Dios, ni mucho menos arrepentirse. Un condenado no quiere ser perdonado porque su voluntad está anclada en el mal y privado de todo bien.
Las almas de los malos, después de la muerte, tienen una voluntad adherida inmutablemente al mal.
A este respecto el Catecismo de la Iglesia nos dice:

393 “No hay arrepentimiento para los demonios después de la caída, como tampoco hay arrepentimiento para los hombres después de la muerte”
Ella se excusa en la parábola del rico y Lázaro, pero ninguna parábola debe de ser tomada literalmente, puesto que una parábola es una alegoría y son simbólicas.

Además en ninguna revelación privada del Infierno, de los santos católicos, se muestra a un alma arrepentida de sus pecados clamando a Dios perdón y misericordia.

3) Ella describe a los ángeles caídos como si fueran libres para entrar y salir del Infierno, dejando el Infierno para tentar a las personas en la tierra, y luego regresar, a voluntad.
“Y yo veía a los demonios salir corriendo hacia la Tierra y Él me dijo. “Ellos van a la Tierra para traer y lanzar a la humanidad en este lugar. “
Jesús dijo, “Los demonios también celebran reuniones en este lugar.” Y yo le dije, “¿Los demonios celebran reuniones?” Jesús dijo: “Sí, hija, ellos se reúnen para planear, para planificar lo que harán a la humanidad. Llevan a cabo reuniones secretas a diario.”
Este es un error doctrinal, porque el Infierno es como una prisión, donde los internos están siendo justamente castigados por sus pecados. Los ángeles caídos y las almas condenadas son todos los prisioneros que son castigados allí. Ni los ángeles caídos, ni las almas condenadas, son libres de entrar y salir conforme a su voluntad.
La Biblia nos dice:
Los ángeles que no conservaron su debido puesto, sino que dejaron su propio hogar, Dios los retiene en prisiones oscuras y eternas para el gran día del juicio. (Judas 1:6)
Por lo tanto los demonios están sujetos a la voluntad de Dios, y no pueden hacer todo lo que les plazca a su voluntad.
4) Ella dice que las almas en el Infierno deben seguir haciendo lo que hacían en la Tierra, sino se arrepintieron.
Ella relata lo siguiente:
“Vi a muchos cantantes y artistas que habían muerto, y lo único que hacían eran cantar y cantar, no paraban de cantar. “
A lo que Jesús le responde:
“Hija, las almas en el Infierno deben seguir haciendo lo que hacían en la Tierra, sino se arrepintieron.”
Este es un grave error doctrinal, puesto que las almas no pueden seguir pecando en el Infierno. Las almas condenadas no pueden seguir matando si mataban, seguir robando si robaban, ni seguir fornicando y gozando de placeres si lo hacían en la Tierra.
5) Ella sostiene que Juan Pablo II está en el Infierno
Porque era “idólatra“, “fornicario“, “mentiroso“, “convivía con monjas” y “nunca decía la verdad porque prefirió el dinero a decirla“. Además de esto, está el grave pecado de haber celebrado muchas misas.
El Señor me dijo:
“Mira hija, ese hombre que vez ahí, es el Papa Juan Pablo II, él está en el Infierno.”
Pero le pregunté: “Señor, ¿por qué él está aquí? Él solía predicar en la iglesia.” Jesús respondió: “Hija, ningún fornicario, ni idólatras, nadie que sea avaro y ningún mentiroso heredará mi Reino.” (Efesios 5:5)
El Señor dijo: “Mira, hija, yo te voy a mostrar la vida de este hombre.” Jesús me mostró una enorme pantalla en la que pude observar como este hombre ofrecía misa muchas veces a las multitudes y cómo las personas que estaban allí eran tan idólatras.
Y Jesús respondió: “Sí, hija, él pudo haber dicho muchas cosas, pero nunca dijo la verdad tal y como es. Él nunca dijo la verdad y ellos saben la verdad y aunque sabía la verdad, él prefería el dinero que predicar sobre la salvación. El no ofrecía la realidad; No decía que el Infierno es real y que el cielo también existe, hija, ahora él está aquí en este lugar”.
Para responder si El Papa Juan Pablo II no ofrecía la realidad del Infierno, JP II hizo dos catequesis para hablar de la existencia del cielo y el Infierno, los cuales llevan por nombre:
El Cielo, como plenitud de la intimidad con Dios y El Infierno como rechazo definitivo de Dios.
El Catecismo oficial de la Iglesia fue editado y aprobado por Juan Pablo II en 1992 y es el que rige la enseñanza oficial que recibimos los católicos de todo el mundo, tiene varios párrafos dedicados a explicar la existencia del cielo (1023 – 1029) y el Infierno (1033 – 1037), los cuales para nosotros son dogma de fe.
6) Ella afirma que los demonios caminan como Michael Jackson.
Angélica además de afirmar que él era satanista y hacía pactos con el diablo para tener su fama”. Asegura también que los pasos de baile de Michael Jackson (especialmente en donde camina hacia atrás) son precisamente la manera como caminan los demonios.
“Esos pasos que él hacía, así fue como yo vi a los demonios caminar cuando atormentaban a la gente en el infierno. Ellos se deslizaban hacia atrás y no hacia adelante”
Si esto fuera verdad, los demonios se la pasarían en el Infierno bailando como Michael Jackson.
7) Ella argumenta: “Los Santos no son sino demonios”
¿Entonces todos los santos canonizados por la Iglesia Católica son demonios?
Los Santos, nos sirven como modelos a imitar en la vivencia de virtudes, como ejemplos de padres de familia, de misioneros, de católicos comprometidos, etc. Ellos no nos sobran, pero tampoco suplen a Dios. Son personas que han entregado su vida y que Dios nos los pone como puntos de referencia.
Los Santos son modelos. Debemos imitar la virtud heroica de los santos. Ellos nos enseñan a interpretar el Evangelio evitando así acomodarlo a nuestra mediocridad y a las desviaciones de la cultura. Por ejemplo, al ver cómo los santos aman la Eucaristía, a la Virgen y a los pobres, podemos entender hasta dónde puede llegar el amor en un corazón que se abre a la gracia.
8) Ella describe a las almas en el Infierno siendo castigadas y atormentadas por los ángeles caídos.
“Yo vi a esta mujer siendo atormentada, que tenía gusanos que se estaban comiendo su rostro, y los demonios le sumergían un tipo de lanza en su cuerpo.”

Este es un error doctrinal, porque el Infierno fue creado por Dios para castigar a los ángeles caídos. Ellos no están a cargo del Infierno, ni son los encargados de castigar a las almas en el Infierno. Es la justicia de Dios la que castiga a las almas condenadas y a los ángeles caídos en el Infierno.
9) Ella afirma que los pecadores que mueren son inmediatamente arrastrados al Infierno por los ángeles caídos.
Este es un error doctrinal, porque la Iglesia enseña que cada uno recibe un juicio particular por Dios inmediatamente después de la muerte. Entonces, Dios envía el alma de la persona al Infierno o al cielo. Los ángeles caídos no son los encargados de enviar las almas al Infierno, ni de llevarlos allí. La justicia de Dios envía a las almas al Infierno, no los malvados ángeles caídos.
10) Ella dice que el Espíritu Santo ya no estará en la Tierra, cuando se manifieste el Anticristo.
El Señor me dijo: “Hija, en aquellos días, el Espíritu Santo ya no estará en la Tierra.”
Eso es una mentira, el Espíritu santo, no es el que retiene la manifestación pública del Anticristo.
“El Espíritu Santo vino el día de Pentecostés y nunca se ausentará.”(Juan 14, 16-17)
Dice San Juan:
Cristo prometió que este Espíritu de Verdad iba a venir y moraría dentro de nosotros. “Yo rogaré al Padre y les dará otro Intercesor que permanecerá siempre con ustedes. Este es el Espíritu de Verdad que el mundo no puede recibir porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes saben que él permanece con ustedes, y estará en ustedes” (Jn 14, 16-17)
El Espíritu Santo no puede dejar de seguir derramando sus dones sobre los buenos que vivirán durante la Gran Tribulación.
11) Ella afirma que: “El que escucha canciones de Michael Jackson o las canta, va a terminar en el Infierno. “
La Iglesia enseña que sólo los que mueren sin arrepentirse de pecados mortales existentes va al Infierno, cantar o escuchar una canción no es un pecado mortal(incluso si el cantante es un pecador).
12) Ella afirma que los niños van al Infierno por ver dibujos animados.
“Al instante, el Señor me mostró un niño de ocho años de edad, siendo atormentado en el fuego. Vi a demonios alrededor de este muchacho, que se asemejaban a personajes de dibujos animados (muñequitos de hoy en día que son demonios mismos).” Yo vi cómo el pasaba todo su tiempo frente al televisor, viendo estos dibujos animados.
Ver caricaturas no es pecado mortal, por tanto ningún niño va al Infierno por el hecho de ver caricaturas.
Todo esto debería ser suficiente para convencer a cualquier fiel cristiano que sus visiones del Infierno son falsas.
13) Ella asegura que todos los sacerdotes católicos, al pronunciar su voto de castidad y no casarse, lo hacen para acostarse con las monjas.
“Así como es cierto que estas personas no se casan <sacerdotes católicos>, les puedo asegurar, yo no estoy inventando esto, el Señor me lo mostró, esta gente se acuestan con las monjas, y con muchas mujeres allí!  El Señor me mostró esta gente viviendo en fornicación.”
Otra razón indiscutible de que su corazón está lleno de odio contra la Iglesia Católica.
14 ) Ella afirma que los católicos creemos que María y San Gregorio, ofrecen la salvación, cuando nosotros los católicos creemos que solo Dios ofrece la salvación.
El Catecismo de la Iglesia Católica nos indica (956):
956 Por el hecho que los del cielo están más íntimamente unidos con Cristo, consolidan más firmemente a toda la Iglesia en la santidad… no dejan de interceder por nosotros ante el Padre. Presentan por medio del único Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, los méritos que adquirieron en la tierra… Su solicitud fraterna ayuda, pues, mucho a nuestra debilidad. (C.I.C)
Los santos son solo intercesores y nosotros les pedimos a ellos que pidan a Dios, las gracias necesarias para nuestra salvación, pero todas las gracias y todos los milagros proceden de Dios únicamente, pues independientemente de la intercesión de los santos o no, solo Dios concede al hombre todas las gracias y todos los milagros, conforme a Su santa voluntad.
San Pablo nos dice que: “hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús” (1 Tim 2,5).
De ahí decimos que solo Jesús es el único mediador entre Dios y los hombres, puesto que el hombre recibe de las manos de Dios, y no de los santos, todos los milagros, gracias y bendiciones para nuestra salvación. Jesucristo es el único mediador y el único que salva.
Por tanto, no hay necesidad, si así lo queremos como católicos, de pedir favores a los santos para que ellos le pidan a Dios, si lo podemos hacer directamente con Dios, puesto que solo de Dios depende que se concedan todos los milagros, gracias y bendiciones.
Con esto llegamos a la conclusión de que solo Dios hace milagros, y no los santos ni María, como mucha gente equivocadamente cree. Pero los santos y la virgen María pueden interceder en favor nuestro ante Dios, y recibir de Dios, por intercesión de los santos, todo lo que más convenga para nuestro bien y para toda su santa Iglesia.
15) Ella sostiene que los católicos son idolatras y adoran imágenes, cuando eso no es cierto. Y que por esta razón debemos hacernos evangélicos.
Hay que decir que el verdadero culto y adoración pertenece solo a Dios, y que toda clase de adoración le es dada a Dios, no a una imagen o estatua
Cuando frente a una imagen de Jesús hablamos de que los católicos usan estatuas e imágenes es para recordar a la persona o la cosa que representa. Es decir, la persona mantiene un dialogo con Dios y usa la imagen como recuerdo suyo.
De la misma manera que para recordar a vuestra madre nos servimos de su fotografía, así los católicos para recordar a Jesús, usamos imágenes que representan a Jesucristo.
Ningún católico adora a una imagen sino solo a Dios, y muchas veces Dios es recordado a través de una imagen o un crucifijo. Y no es a la imagen a la que le hablan sino a La Persona que representa.
Todo esto quiere decir que los católicos se valen de imágenes como recuerdos de la persona que consideran está en los cielos y oran a ella con el fin de que Dios les conceda las gracias necesarias.
16) Ella describe la falsa doctrina del Rapto o Arrebatamiento de la Iglesia, de creencia protestante, como inminente.
Según el esquema protestante del «rapto», además de la Primera Venida, que fue en la Encarnación, faltan aún dos venidas de Cristo: una para llevarse a los suyos en el «rapto» (Segunda Venida) y otra venida al final de los tiempos (Tercera Venida). Pero Cristo sólo reveló que habría una Segunda Venida, en el fin del mundo.
La Iglesia enseña que en la Segunda Venida de Cristo (Parusía), Jesús vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos. Por lo tanto Jesús no vendrá de manera pública y gloriosa antes del Juicio Final, rechazando así cualquier Venida Intermedia.
Como católicos, nosotros creemos en El Credo, que Jesucristo de nuevo vendrá con gloria (Parusía) para juzgar a vivos y muertos (Juicio Final) y su Reino no tendrá fin.
La fe católica que nos viene de los apóstoles enseña que la Segunda Venida de Cristo será gloriosa, visible para todos y definitiva. Marcará el fin de la historia y del tiempo. Toda la humanidad será juzgada. Los buenos irán al cielo y los condenados irán con los demonios al Infierno.
Por lo tanto la Segunda Venida de Cristo no puede ser una venida temporal. Esta verdad descarta no solo el milenarismo sino también el concepto del “rapto”.
El Rapto en definitiva es un concepto equivocado sobre la Segunda Venida de Jesús y una interpretación errónea a las palabras de Jesús sobre el fin del mundo.
Específicamente este pasaje:
“Cuando venga el Hijo del hombre, sucederá como en tiempos de Noé. En los días que precedieron al diluvio, la gente comía, bebía y se casaba, hasta que Noé entró en el arca; y no sospechaban nada, hasta que llegó el diluvio y los arrastró a todos. Lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre.”
“De dos hombres que estén en el campo, uno será llevado y el otro dejado. De dos mujeres que estén moliendo, una será llevada y la otra dejada. Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor.”(Mateo 24, 37-42)
La interpretación correcta no es la del Rapto sino la del Juicio Final, véalo en Mateo 25, 31-33.
“Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a la izquierda.”
«Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré Conmigo, para que donde esté Yo estéis también vosotros» (Jn 14, 3).
La verdad es que Cristo vino en su Primera venida y solo falta la Segunda Venida. Esta venida marcará el fin del mundo. Ese día Cristo reunirá a todos: a los que estén vivos para ese tiempo y también a los muertos, los cuales resucitarán.
1038. Entonces, Cristo vendrá “en su gloria acompañado de todos sus ángeles. Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras. Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda e irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.”
1040. El Juicio final sucederá cuando vuelva Cristo glorioso
En conclusión, ocurrida la Segunda Venida de Jesucristo vendrá el Juicio Final, después de la “Gran Tribulación” del Anticristo, y no antes. 
En la Parusía, Jesús vendrá a juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 
Por esta razón, aquella supuesta visión que supuestamente tuvo de Jesús sobre el <rapto>, es falsa, puesto que Jesucristo no ensenaría una doctrina distinta a la fe de la Iglesia.
17) Ella afirma que el supuesto <rapto> ocurrirá antes de la Gran Tribulación.
Los que creen que el supuesto <rapto> ocurrirá antes de la Gran Tribulación del Anticristo piensan que solo los malos van a sufrir ese tiempo de persecución. ¡Si esto fuese cierto, entonces el Anticristo no tendría a quien perseguir porque ya todos los fieles estarían con Cristo fuera de este mundo!
Sobre la venida de Nuestro Señor Jesucristo, Pablo nos dice:
“Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto.” (1 Tes 4,15)
La Iglesia enseña que los creyentes que sobrevivan a la persecución del Anticristo y estén vivos para cuando Cristo venga, no tendrán ventaja sobre los que hayan muerto. Ambos grupos, tanto como los que ya murieron, como los que estarán con vida en ese tiempo, se reunirán con Cristo para siempre. (Cf 1 Tes 4,15-17; CIC 1001)
En cuanto a la Segunda Venida de Jesucristo, el día en que Cristo reunirá a todos, a los muertos, los cuales resucitarán, y a los que estén con vida para ese tiempo, san Pablo nos dice:
“El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar.”
Y continúa:
“Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre.” (1 Tes 4,16-17)
San Pablo se refiere con este pasaje el fin del mundo y no a una venida Intermedia: “Y así estaremos siempre con el Señor”.
Los protestantes olvidan que el sufrimiento tiene un profundo significado bíblico. El hecho es que Cristo sufrió y su Cuerpo Místico que es la Iglesia lleva una continua trayectoria de sufrimiento y persecución. Pero habrá una persecución final que será extraordinaria, antes del final. Los cristianos no pueden estar esperando un rapto prematuro sino que deben estar fortaleciéndose para vencer en la prueba.
Pablo nos relata ampliamente sus propios sufrimientos en la persecución de su tiempo y nos exhorta para que no tengamos miedo de morir por Cristo en las pruebas que ciertamente vendrán a la Iglesia y a cada creyente en particular.
Sobre este tema el Catecismo dice lo siguiente:
675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes. La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra desvelará el “Misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne.

677 La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección. El Reino no se realizará, por tanto, mediante un triunfo histórico de la Iglesia en forma de un proceso creciente, sino por una victoria de Dios sobre el último desencadenamiento del mal que hará descender desde el Cielo a su Esposa. El triunfo de Dios sobre la rebelión del mal tomará la forma de Juicio final después de la última sacudida cósmica de este mundo que pasa.

¿Cree usted que si ocurriera un supuesto «rapto» de los buenos antes de la Gran Tribulación, el Anticristo tendría a quién perseguir?
Como habíamos concluido en el punto anterior:
Cuando ocurra la Segunda Venida de Jesucristo vendrá el Juicio Final, luego de la “Gran Tribulación” del Anticristo, y no antes.
Por todo esto, la Iglesia condena la gravedad de sus errores doctrinales manifiestos por Angélica Zambrano, y podemos decir que son contrarios a la doctrina de la Iglesia.
18) Angélica Zambrano testifica como verdadero su testimonio, usando el nombre de Jesús, para de esta manera no levantar ninguna duda de que su supuesta visión del cielo y el infierno es real y no mentira.
“Hemos venido a hacer un pacto contigo… Tú tienes que callar. No puedes decir nada de lo que vistes allá abajo, porque si hablas, te vamos a matar. “
“Este testimonio no es una mentira, no es una broma, no es una historia, no es un sueño”
El segundo mandamiento prohíbe usar el nombre de Jesús en vano, Angélica usa el nombre de Dios para testificar que su testimonio es real.
Vaya manera de consolidar su historia y darle la apariencia de que es real. Solo un incrédulo e ignorante es capaz de aceptar como verdadero el testimonio de Angélica Zambrano, todas sus calumnias y difamaciones contrarios a la fe de la Iglesia.
CONCLUSIÓN:
En mi humilde y piadosa opinión como un fiel laico católico romano, la supuesta revelación del Cielo y el Infierno a Angélica Zambrano no puede ser de Jesucristo. Los muchos errores doctrinales graves descritos anteriormente son más que suficientes para demostrar que la revelación de Angélica es falsa. Ella no fue tomada por Jesús al infierno ni al Cielo, y Jesús no presentaría estos graves errores doctrinales a ella como si fueran verdad.
Sus afirmaciones sobre el infierno están basadas ​​en su propia imaginación que desean llevar a la gente lejos del verdadero Evangelio, enseñando falsedades sobre la verdadera doctrina de la Iglesia de Jesucristo.
Los falsos profetas hacen uso de la Verdad para sustentar y sostener sus mentiras, manifestando varios pasajes de la Biblia entre cada cosa que dicen ver. De este modo sus testimonios son más creíbles.
CARACTERÍSTICAS DE LOS FALSOS PROFETAS:
Mucho de lo que dicen tienen parte de verdad, para confundir e inducir al creyente al error, para arrastrarlo al mal de las sectas u odiar a Dios, habiendo conocido no al verdadero Cristo Jesús, sino a un Cristo que los falsos profetas predican como verdadero pero que no lo es.
Satanás hace uso de la Verdad para inducir el error y la mentira. El Cristianismo está viviendo ahora la crisis más devastadora de su historia por causa de los falsos profetas y sus mentiras.
Muchos protestantes dirán: ¿pero muchos milagros o cosas se han obrado por causa de los falsos profetas?
Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios e hicimos muchos milagros?” Entonces les diré claramente: “Jamás los conocí. ¡Aléjense de mí, hacedores de maldad!”  (Mateo 7:22 – 23)
REFERENCIAS:
“Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos.” (Mateo 24:24)
“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.” (Mateo 24:11)
Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. (Mateo 7:15)
Hijitos, es la última hora, y así como oísteis que el anticristo viene, también ahora han surgido muchos anticristos; por eso sabemos que es la última hora. (1 Juan 2:18)
CONTRA LOS FALSOS PROFETAS
EZEQUIEL 13: 1-9
Así dice el Señor omnipotente: “¡Ay de los profetas insensatos que, sin haber recibido ninguna visión, siguen su propia inspiración!
Sus visiones son falsas, y mentirosas sus adivinaciones. Dicen: “Lo afirma el Señor”, pero el Señor no los ha enviado; sin embargo, ellos esperan que se cumpla lo que profetizan.
¿Acaso no son falsas sus visiones, y mentirosas sus adivinaciones, cuando dicen: “Lo afirma el Señor”, sin que yo haya hablado? 
“Por tanto, así dice el Señor omnipotente: A causa de sus palabras falsas y visiones mentirosas, aquí estoy contra ustedes. Lo afirma el Señor omnipotente. 
Levantaré mi mano contra los profetas; contra aquellos que tienen visiones falsas y ofrecen adivinaciones mentirosas. No participarán en la asamblea de mi pueblo, ni aparecerán sus nombres en los registros de los israelitas, ni entrarán en el país de Israel. Así sabrán ustedes que yo soy el Señor omnipotente. (Ezequiel 13: 1-9)

DIOS LES BENDIGA

Para su mayor comodidad, puede descargar todo el contenido en formato Word y PDF 

PDF: http://www.mediafire.com/?g99e9257z356b55

Word: http://www.mediafire.com/?yrd25dr4pban110

Este documento fue editado el 29 de Febrero del 2012, para bien de todos los que lo leen y en defensa de nuestra fe.

NOTA IMPORTANTE:

Existen muchos otros falsos profetas entre los cuales están Mary K Baxter, Bill Wiese, Choo Thomas, los 7 jovenes colombianos, Ricardo Cid, Jenifer Perez, pastor Yong-Doo Kim, y muchos más, que dicen haber sido llevados al cielo y al infierno, pero manifiestan graves errores doctrinales contrarios a la fe de la Iglesia.